ESTRUCTURA

1. La formación de estudiantes a través de los Programas Nacionales de Formación y de las carreras tradicionales, deben asumir el conocimiento adquirido como un bien público al servicio de todos y todas, procurando acciones liberadoras que fomenten la participación y protagonismo de las comunidades, contribuyendo con el ejercicio del pensamiento crítico y creativo en la consolidación de la independencia nacional.

 

2. La formación en estudios avanzados e investigación estrecharán vínculos con las expresiones del poder popular contribuyendo con los programas de desarrollo económico, social, cultural, conforme a las prioridades locales, regionales y nacionales que contribuya con la conformación de un país potencia en lo social, político y económico.

 

3. La dotación de recursos para la formación académica debe procurar la calidad asociada al desarrollo sustentable del país, garantizando que estos recursos fomenten la creación científica y tecnológica, la formación integral de personas y profesionales capaces de pensar y actuar críticamente en la construcción del socialismo del siglo XXI.

 

4. El fortalecimiento del sistema de apoyo al desarrollo estudiantil, orientado bajo la premisa necesaria y suficiente de la inclusión y justicia social, combatiendo todas las formas de discriminación, sean estas sociales, económicas, culturales, étnicas, de género, de opción sexual, por edad o por discapacidad.

 

5. El Intercambio y gestión del conocimiento con la sociedad, están bajo la guía de la diversidad e inteculturalidad y pertinencia, reafirmando la diversidad del pueblo zuliano como sociedad, así como, la necesidad de estrechar vínculos con el poder popular respondiendo a sus necesidades económicas, sociales, culturales que atiendan sus prioridades locales.

 

6. El equipamiento y la conservación de los espacios físicos, debe darle prioridad a la participación activa y protagónica de la comunidad universitaria y del poder popular en el desarrollo de sus prácticas de equipamiento y conservación preventiva y correctiva de la infraestructura.

 

7. La territorialización y municipalización universitaria como apoyo al fortalecimiento de las potencialidades de las comunidades, guía de la transformación universitaria debe desarrollarse bajo la dirección de la cooperación solidaria, con esfuerzo conjunto y apoyo mutuo, de manera que las fortalezas de unas instituciones contribuyan a la superación de las debilidades de otras y al desarrollo del sistema.

 

8. La dirección y coordinación de gastos de los trabajadores, así como, la previsión y protección social, debe estar orientada por la democracia participativa y protagónica, garantizando que sus prácticas estén abiertas a la participación de la comunidad universitaria beneficiaria.

 

9. La gestión administrativa debe tener disposición permanente a la satisfacción de las necesidades de la academia, actuando como un cooperante solidario apegado a la pertinencia y calidad de sus procesos para ofrecer sus mejores productos, resultados y logros que garanticen el éxito de la academia.

 

10. La Comisión de Modernización y Transformación, debe conducir la búsqueda de la equidad territorial, procurando alianzas con la Administración Pública regional y sus pares en diversos organismos nacionales y locales que contribuya con la explosión del poder comunal y la constitución de una nueva geometría del poder que impulse el desarrollo endógeno, integral y sustentable.